domingo, 12 de julio de 2009

La Puerta Angosta: Padre Cornelio Fabro: El último filósofo

La Puerta Angosta: Padre Cornelio Fabro: El último filósofo

martes, 16 de junio de 2009

Juan Manuel de Prada, en exclusiva para LibrosLibres

CÓMO SOBREVIVIR INTELECTUALMENTE AL SIGLO XXI, escrito por Leonardo Castellani

sábado, 31 de enero de 2009

LA MUERTE DE GABRIEL GARCÍA MORENO

Igual que Jaime Guzmán,García Moreno muertos cobardemente

sábado, 10 de enero de 2009

sábado, 3 de enero de 2009

Biografía de Wikipedia

Carlos Alberto Sacheri nació en Buenos Aires el 22 de octubre de 1933 y murió el 22 de diciembre de 1974. Fue un académico y filósofo argentino, uno de los principales exponentes del tomismo en ese país. Discípulo del presbítero Julio Meinvielle. La más difundida de sus publicaciones fue La Iglesia clandestina (1971) es una denuncia contra el modernismo y la teología de la Liberación desde posiciones tradicionales. Fue un conocido promotor del anticomunismo. Falleció en un atentado realizado por el terrorista Ejército Revolucionario del Pueblo en 1974.

Ingresó a la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires para cursar la carrera de abogacía, pero se dedicó poco a su primera profesión; conoció al Padre Meinvielle durante sus estudios, y se unió a los grupos de suma que dirigía éste. Influido por la lectura de Tomás de Aquino, interpretada por Meinvielle, Sacheri comenzó estudios de filosofía en la UBA. Egresó en 1957, y con una beca del Consejo de Artes de Canadá se trasladó a la Universidad de Laval (Québec) para estudiar filosofía bajo la dirección del tomista canadiense Charles de Koninck. Se licenció en 1963, y cinco años más tarde obtuvo su doctorado con una tesis sobre La existencia y la naturaleza de la deliberación.

Regresó a la Argentina en 1967, donde se hizo cargo de la obra de la Ciudad Católica, desplazando al ingeniero Roberto Gorostiaga. Obtuvo una plaza como docente en la UBA —enseñando Filosofía del Derecho e Historia de las Ideas Filosóficas— y en la recientemente creada Universidad Católica Argentina —Metodología Científica y Filosofía Social—, donde fue invitado por el obispo Octavio Nicolás Derisi. Sería luego profesor visitante en el Instituto de Filosofía Comparada de París, dictando Ética y Filosofía Social, en la Universidad de Laval, y en la Universidad Andrés Bello de Caracas.

Fue secretario de la Sociedad Tomista Argentina, presidente de la Ciudad Católica, y coordinador general del Instituto de Promoción Social Argentina. En 1970 obtuvo una plaza como secretario científico del CONICET; dirigió luego el Instituto de Filosofía de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la UBA, y en 1974 fue coordinador general del Ingreso Único a ésta universidad.

Fue colaborador de las argentinas Presencia, Universitas, Mikael y Ethos, así como de varias extranjeras. En 1971 resumió sus observaciones sobre lo que consideraba desviaciones doctrinarias y litúrgicas en progresismo en La Iglesia clandestina; en esta obra exponía sus tesis acerca del progresismo, al que acusaba de ser una simple expresión del marxismo ateo. El libro atacaba, entre otros, a los jesuitas del Colegio Máximo . La misma doctrina se vertió en el diario La Nueva Provincia, donde publicó artículos sobre la Doctrina Social de la Iglesia, que se recopilaron luego con el título de El orden natural.

En 1974 fue asesinado brutalmente por un comando armado frente a toda su familia mientras regresaba de misa; el Ejército Revolucionario del Pueblo se atribuyó la acción.

En julio de 2007 la editorial Vórtice publicó Sacheri: Predicar y morir por la Argentina del Dr. Héctor H. Hernández.